Algo que contar

Mecanismo homeostático del je je veinte

Publicado el 3 Ee abril Ee 2009 a las 6:55

Los países más poderosos del mundo se han puesto de acuerdo para afrontar una de las peores crisis económicas conocidas desde el crack del veintinueve del siglo pasado. Tenemos que felicitarnos porque nuestros políticos han podido acordar un plan común para revitalizar el sistema financiero mundial. Sonrisas y apretones de manos. El histriónico Berlusconi consiguiendo una foto entre el mandamás ruso, estadounidense y chino. Es un momento histórico. Sí, muy bien.

 

El Fondo Monetario Internacional o Efe Eme I, uno de los brazos armados del movimiento neoliberal, causante de tormentas económicas en decenas de países como Argentina, boa constrictor de sus gobiernos, es uno de los encargados de reactivar la economía mundial a partir de la inyección económica de seis mil millones de dólares que utilizará para prestar a los países menos desarrollados. Este FMI que introduce la práctica neoliberal allá donde está. Este FMI que defiende la desregularización de los mercados, la iniciativa privada a costa del recorte de los gastos sociales, que minimiza al estado de florero a los gobiernos legítimos. Este FMI que es el mismo que el de hace un año, que no, que no ha cambiado, que no ha habido ninguna reforma, que se dirige por los mismos principios que le han convertido en el Dios y Señor de cualquier país por el que asoma el hocico, va a colaborar en sacar al mundo de la crisis económica.

 

Los poderosos han decidido revitalizar económicamente el sistema inyectando miles de millones de dólares sin cambiar los principios ni las bases ni los organismos que han favorecido, creado, causado la aparición de la actual crisis. Sólo es más de lo mismo. Esto es lo que hay.

 

Saldremos de la crisis, sin duda. El dinero volverá a fluir en la misma dirección de siempre, hacia los mismos bolsillos, y viviremos en el mismo mundo que antes de la actual tormenta económica. Sustancialmente el mismo. Pero modificar el sistema sólo es posible desde un cambio estructural, desde una nueva elaboración  de los principios fundamentales, desde otra mirada.

Categorías: Economía

Añade un comentario

¡Vaya!

Oops, you forgot something.

¡Vaya!

Las palabras que has introducido no coinciden con el texto. Inténtalo de nuevo.

Already a member? Iniciar sesión

0 comentarios