Blog: Algo que contar

PENSAMIENTOS CUALQUIER

Publicado el 15 Ee junio Ee 2013 a las 10:00

Vulgares ropas raídas

mentes torpes llenas de vanidad

golpean los duros cuellos

de las jirafas moribundas

como en un sueño blanco

legañosas imágenes

terciopelos futuros

un leopardo malherido

rastrea con su instinto

el olor a sangre de la muerte

brazos fuertes

tatuados

con un triste “te amo por siempre Teresa”

ella retoza alegre con su mejor amiga

dulces de lesbos

cubiertas de caliente flujo vaginal

un jeque árabe miope busca

arrodillado

la dulce perla de su esposa

que llora amargamente

un varón de raza blanca apunta

con su viejo Colt 45

del rastro de Valladolid

a la humanidad perpleja

en la boca del revolver

aparece un alacrán de roja oscura cola

el agua del río

corre asustada

no quiere llegar ya al mar

A. Machado esboza una sonrisa

Mientras se rasca distraídamente

la cabeza

el joven muchacho encapuchado

arroja

una piedra de fuego

que espera ser bateada

por el serio madero de la gorra de los New York

Allen Ginsberg se muere

le traicionó su hígado

A. G. escribe un poema

sobre un niño que juega

en su tumba

el cielo se oscurece

cuando los Sollubis reciben

la primera descarga de mierda

directa a su boca

ya no tienen raza

un hombre observa su alma podrida en el espejo

sonríe mientras los gusanos juguetean golosos

en su boca

su hija también juega a mirarse en los espejos

pide ver su muerte y se ennegrece

el teléfono escupe rabia

y una lágrima discurre dolorosa

por las grietas carnosas del rostro

dame la mano y mira hacia el cielo

una espada sangrienta

pende sobre nuestros corazones

reniega de tu nombre

y vuelve la vista a tu alma

escupe sobre lo establecido

que el mundo se dé la vuelta

dos piernas desperdigadas por el suelo

sus sombras

ocultan mi cuerpo

un joven decrépito recita poesía

en la plaza del pueblo

habla al viento y al sol

al banco de madera y a la cabina de teléfonos

dos mujeres exhiben sus pechos

en una galería de arte de la calle Gamazo

mujeres antipechos lanzan penes

en señal de repulsa

el presidente de gobierno encapuchado

ofrece su discurso de Navidad

a la ciudadanía

un famoso jugador de fútbol

se compra un balón deshinchado

en la tienda de deportes de la esquina

los niños se hacen torniquetes en el brazo

y sus madres dicharacheras les hacen jerseys para las piernas

un hombre de mediana edad

simula limpiar los cristales

de un edificio de veinte pisos

mientras cae al vacío

la huella de un cuerpo en el suelo le espera

las luces de la ciudad

ofenden a la luna

que desde su trono elevado

lanza insultantes rayos de advertencia

a los ensoberbecidos terrícolas

un niño se levanta violentamente

de su cama

soñaba que era un hombre

un hombre se levanta entristecido

de su cama

no soñaba

un afilado bisturí rasga

con suavidad

la córnea de un ojo envilecido

ahora ya ve

un rojo acuchilla a un amarillo

el azul se rebela

y el negro prepara el funeral

el reloj cuenta los minutos

pero dame la mano

y mira hacia el cielo

una espada resbala

sin misericordia

sobre nuestros corazones

 

Categorías: Poesía

Añade un comentario

¡Vaya!

Oops, you forgot something.

¡Vaya!

Las palabras que has introducido no coinciden con el texto. Inténtalo de nuevo.

Already a member? Iniciar sesión

0 comentarios