Algo que contar

La historia interminable (una de medios de comunicación)

Publicado el 25 Ee noviembre Ee 2009 a las 19:00

Sorprende cómo no suele importar que nos cuenten historias y que no nos aporten ningún dato que las avalen ni hechos que las demuestren. La vinculación emocional e ideológica, la admiración hacia una persona o la atmósfera favorable del pensamiento correcto es suficiente para creérnoslas. A pesar de no tener ninguna prueba que las sostengan somos capaces de defender de forma implacable la verosimilitud de esos relatos y de atacar a todos aquellos que se permiten dudar y, anatema, negar la ocurrencia de esas historias. Los medios de comunicación en función de los intereses que tienen sus financiadores publican noticias que, lejos de ser contrastadas, se dan por ciertas porque refuerzan la línea editorial marcada desgraciadamente por intereses bastardos y no comunicacionales. La posición del lector puede ser pasiva, lo cual implica una aceptación acrítica de lo leído; o activa, que lleva a un mínimo análisis. Este análisis no tiene por qué ser crítico sino simplemente coherente con el marco ideólogico del lector que provoca la asimilación inmediata pero sin un análisis profundo de la realidad de lo leído. Provoca un efecto similar al de la aceptación acrítica. El análisis crítico de una noticia pasa por el conocimiento de sus fuentes y de la validez de las mismas, conocer de quién parte la noticia y los intereses que pueda tener en su difusión, colocarla en su contexto nacional e internacional y valorar su relevancia informativa, buscar y analizar las distintas versiones que sobre un mismo hecho puedan existir asi como de los implicados, y cuando se tenga toda esta información tomar la decisión sobre si nos la vamos a creer o no.

 

Los medios de comunicación son el instrumento que se utiliza para crear estados de opinión, generalmente maniqueos, que definen dónde nos situamos ante una determinada noticia. En el bien o en el mal, en la democracia o en la dictadura, en contra o a favor del terrorismo, en lo blanco o en lo negro. Se pretende simplificar al máximo la capacidad de análisis y eliminar la crítica para lo cual apelan a conceptos morales. Si eres un demócrata ¿cómo puedes defender a Hugo Chávez? Si lo defiendes, estás defendiendo la dictadura o la aplicación de políticas populistas. Los medios occidentales se han encargado de crear una atmosfera de pensamiento correcto que nos dice que Hugo Chávez es un dictador. Si se define a la bloguera cubana Yoani Sánchez como luchadora de la libertad y de la dignidad en Cuba ¿cómo puedes cuestionar cualquier noticia que ella nos cuente?, ¿acaso puede mentir si es el adalid de la lucha contra la dictadura castrista? Son capaces de decirnos que sólo se puede conseguir la paz a través de la guerra y convertir a todos aquellos partidarios de la paz en contrarios por su rechazo a la guerra de Afganistán o a la de Iraq ¿es que no quieres la paz?

 

El foco informativo suele ir dirigido a unas partes del mundo, mientras que otras se encuentran en la mayor oscuridad informativa, normalmente para ocultar los intereses que determinados gobiernos y empresas tienen en esos lugares. Sorprende que una pequeña isla del caribe como Cuba sea fuente de innumerables noticias y que una de las dictaduras más sanguinarias del planeta, la de Guinea Ecuatorial, permanezca oculta a los ojos del mundo. El gobierno de Guinea Ecuatorial es uno de los más corruptos y abusivos del mundo pero genera un número irrisorio de noticias en los medios de comunicación comerciales. El 29 de noviembre se celebran las elecciones presidenciales en las que con toda probabilidad el dictador Teodoro Obiang, enriquecido gracias a los abundantes recursos petrolíferos del país, volverá a ganar con casi el 100% de los votos. La oposición en este país está en la carcel, asesinada o exiliada y, que yo tenga constancia, no existen blogueros, ni ordenadores, ni redes sociales, ni nada desde donde se pueda denunciar los atentados contra los derechos humanos que se producen diariamente en este país.

 

 

Categorías: Medios de comunicación

Añade un comentario

¡Vaya!

Oops, you forgot something.

¡Vaya!

Las palabras que has introducido no coinciden con el texto. Inténtalo de nuevo.

Already a member? Iniciar sesión

0 comentarios