Algo que contar

Todo vale si consiguen lo que quieren

Publicado el 18 Ee octubre Ee 2009 a las 15:05

Cada vez que los bienpensantes han invadido las calles de Madrid he tenido la suerte de estar de viaje. Cientos de autocares de toda España acuden a la capital para participar en esas manifestaciones contra los derechos que organizan las principales organizaciones de la derecha y de la extrema derecha española como el Foro español de la Familia o el Partido Popular. En esta ocasión, las organizaciones que se autodenominan pro-vida, para distinguirse de todos aquellos que somos pro-muerte, animan a las familias católicas, apostólicas y romanas a protestar contra la reforma de la ley del aborto y, de paso, para protestar contra el aborto en cualquier circunstancia, acción que omitieron cuando su partido ocupaba la poltrona del poder. Igual uno de estos días se convoca una protesta contra los variados y abundantes casos de corrupción de esos que les acompañan en las cabeceras de sus manifestaciones, pero no caerá esa breva.


La maquinaria mediática de la extrema derecha, como Intereconomía, ofreció una cobertura completa de la manifestación que, según sus propios periodistas, fue la más multitudinaria de los últimos tiempos con una estimación de alrededor de dos millones de personas. ¡Dos millones de personas! Nada más y nada menos. En todas las manifestaciones de cualquier signo se tiende a sobrestimar la cifra de asistentes para poder defender el éxito de la convocatoria pero lo que hacen estos vocingleros es exagerar la cifra hasta convertirla en ridícula e increíble. No en vano, lo ridículo y absurdo forma parte del argumentario de la extrema derecha por lo que ninguno de sus integrantes lo critica sino que lo entienden como una parte indispensable y lógica para atacar a todos estos progres de gafapasta, que sino son comunistas les falta poco. Es todo tan irreal que cuando se ve al periodista de intereconomía lanzar su micrófono a uno de sus colaboradores y comenzar a saltar con un grupo de adolescentes, a los que previamente se les había aleccionado, mientras coreaban ¨Viva la vida, alegre y divertida¨, uno no sabe si es un sueño, un programa de cachondeo o Sálvame Deluxe.


El lema escogido ha sido ¨Por la vida, la mujer y la maternidad¨ lo cual no está en contradicción, según su lógica, con el manifiesto desprecio hacia la ministra de Igualdad, a la cual tratan simplemente como Bibiana en un intento infantil de ningunearla. Tampoco está en contradicción con que muchos de los médicos que practican abortos legales en clínicas legales tienen que protegerse de posibles atentados contra su vida. Da igual que sus actos y sus ideas invaliden los principios por los que deciden ocupar las calles.


Podríamos entrar en el debate del aborto si realmente esta manifestación fuera por el aborto pero, en realidad, el interés de los organizadores es otro. Esta manifestación, al igual que las otras que se han celebrado por otros motivos, se celebra contra el gobierno, con el objeto de resquebrajar su fortaleza y allanar el camino para la venida del salvador de la España una, de la moral y de la religión, católica por supuesto.


También se realizan contra los derechos de la ciudadanía. Hay personas en este país que quieren acabar con los derechos básicos conseguidos históricamente por la acción de los movimientos sociales que, en contraste, sí luchan por la obtención de derechos por los menos afortunados y por los discriminados y que, además, reciben los mayores ataques de la caverna como de los que son objeto las feministas o los homosexuales. La especial habilidad de los organizadores de estos eventos para maquinar es tan afinada que, sin esfuerzo alguno, son capaces de movilizar a sus acólitos manipulando sus principios morales, exacerbando las diferencias y alimentando el enfrentamiento. Todo por conseguir el mayor de los tesoros, la sala de control desde donde puedan dirigir ese cortijo que llaman ¡España, España, España!

Categorías: Reflexión

Añade un comentario

¡Vaya!

Oops, you forgot something.

¡Vaya!

Las palabras que has introducido no coinciden con el texto. Inténtalo de nuevo.

Already a member? Iniciar sesión

0 comentarios