Algo que contar

Segun algunos testimonios...

Publicado el 7 Ee diciembre Ee 2007 a las 13:35

Estamos abrumados de tanto pensamiento brillante que nos rodea. Yo, en algunas ocasiones, me siento un ser insignificante ante tanta sabiduría. En la mayoría de las ocasiones lo soy, sin ninguna duda. Estoy sentado delante del televisor, agarrando con mi mano derecha el mando mientras que, con el dedo índice, aprieto compulsivamente el botón que me permite pasar de una cadena a otra. Es tan extraña la televisión que sólo Libertad Digital Televisión es capaz de mantener mi atención. Reconozco que tengo un espíritu que tiende al masoquismo. También veo los debates de Telemadrid de Buruaga, que destacó en TVE por su objetividad, o las conversaciones tabernarias, tan interesantes, de la señora mayor del medio día, en la misma cadena. No me acuerdo cómo se llama. Curri, eso, Curri Valenzuela, de reconocido prestigio intelectual. Y no digamos los invitados de la Curri como Isabel San Sebastian, aquella que entrevistó a Alfonso Guerra con total imparcialidad. En estos programas ¡qué bien escupen las opiniones!. Juegan a ver quién escupe más alto, más lejos, quién tiene más puntería. Es entretenido ver lo que se puede hacer con una cámara de televisión y un micrófono. Si se saben utilizar correctamente son iguales que una pistola.

Bueno, total, que me pongo a ver un documental sobre las barbaridades que la República cometió contra sus adversarios, especialmente personas curas. Mártires de la iglesia. Hay que recordar que el próximo domingo, 28 de octubre, el Vaticano beatificará a 498 mártires en la Plaza de San Pedro. Así que el documental viene al pelo. Antes de seguir no puedo dejar de  destacar la objetividad y la exhaustiva investigación histórica que caracteriza a los colaboradores de Libertad Digital como Jiménez Losantos, Cesar Vidal y el ex grapo Pio Moa. Gente que, como todos sabéis, destaca por la mesura y el buen rollo. Y la labor que hacen por las personas un poco sordas, por eso gritan tanto para que les oigan.

Continúo. Una voz en off acompaña a la imagen de una fábrica con una chimenea que expulsa humo, todo en blanco y negro porque son imágenes de hace mucho tiempo, y que, sin querer, nos evoca los hornos crematorios nazis. La voz en off dice: "según algunos testimonios, la República intentó acabar con los cadáveres quemándolos en fábricas...". ¡Según algunos testimonios! ¡Qué fuentes mas rigurosas manejan estos señores! Igual es el primo de alguno de ellos quien les ha contado todo esto. Como el primo de Rajoy que le ha dicho que esto del cambio climático es una tontería porque si no son capaces de predecir el tiempo que va a hacer mañana, cómo van a predecir el que hará dentro de 300 años. Qué rigurosidad. Lo que aprende uno viendo estas cosas. Y después sale un tío, con un rótulo en la parte inferior de la pantalla, que dice que es un investigador de la guerra civil y también nos brinda su nombre pero, ¡maldita mi suerte que su nombre se me escapa!. Este señor dice que "En la república cuanto más analfabeto era uno, mas mando le daban". ¡Toma! Y se quedó tan pancho. Después volvió a decir algo pero no lo pude escuchar debido al ataque de risa que sufrí, no sé muy bien por qué.

Para apuntalar la rigurosidad histórica de este documental, decir que, después, hubo un debate  dirigido por el objetivo Cesar Vidal. Pero me quedé dormido.

Categorías: Medios de comunicación

Añade un comentario

¡Vaya!

Oops, you forgot something.

¡Vaya!

Las palabras que has introducido no coinciden con el texto. Inténtalo de nuevo.

Already a member? Iniciar sesión

0 comentarios