Algo que contar

Tres comentarios y una Semana Santa

Publicado el 19 Ee marzo Ee 2008 a las 6:50
Aznar considera que la situación actual en Irak, sin ser idílica, es muy buena. Un país que sufre atentados a diario y con miles de muertos en los últimos años atraviesa, desde el punto de vista del señor Aznar, una situación muy buena. Por el contrario, la situación actual en España es catastrófica, nos dirigimos directamente al abismo. Somos un país enfermo de nacionalismo y sin futuro, amenazado por una crisis económica monstruosa. Pero Irak está bien.

Izquierda Unida, a pesar de obtener casi un millón de votos en las últimas elecciones generales, pierde grupo parlamentario propio en el congreso. No es un tema nuevo ni que despierte excesivo interés, excepto para muchos votantes de IU que ven como su voto desaparece del mapa nacional y que, según el lugar donde se vote, tiene valor real o no. Sólo nos queda la ficción de depositar un voto en una urna, la del juego democrático. Es una representación teatral, una pantomima consistente en hacer creer que tenemos capacidad decisoria. Ésto no va a cambiar porque los que detentan el poder, es decir, aquellos que sólo se representan a si mismos y a sus intereses, se ocupan y se preocupan de mantener a la ciudadanía lejos de la toma de decisión. La democracia en los paises occidentales es solo un efecto hollywodiense. Y vivimos encantados en la realidad que nos construyen.

El Tribunal Superior de Justicia Andaluz ha reconocido el derecho a la objeción de conciencia contra la educación a la ciudadanía. Considera que esta asignatura, tan peligrosa, atenta contra "los derechos fundamentales (de los padres) a educar a sus hijos en la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones y a la libertad ideológica y religiosa". No voy a entrar en la evidencia de que la formación religiosa se debe dar fuera de la escuela, de una escuela en un país aconfesional, pero no deja de sorprender que se considere que una única asignatura atente contra el derecho de los padres a educar en la formación moral que consideren. Señores y señoras, la escuela siempre ha formado en valores que, en muchas ocasiones, no coinciden con la de los padres y sí con la sociedad en la que se está inmerso. Forma moralmente a los alumnos. Estos padres objetores deberían rechazar el todo y no solo una parte. Esta polémica ridícula sólo se entiende desde la exclamación quijotesca de "con la iglesia hemos topado".

Y con la iglesia hemos topado, llega la semana santa y los creyentes lloran y se hacen cruces en el pecho por el calvario de Jesús. Recorren las calles descalzos, en penitencia, cargando, sobre sus hombros, pesadas cruces de madera, sometidos a flagelaciones sangrientas, sufriendo arrebatos místicos con ojos en blanco y voz desgarrada. Cuando era pequeño, una de mis pesadillas recurrentes era una procesión que avanzaba lentamente por el pasillo de mi casa mientras yo, temblando,  me acurrucaba en el interior de un armario. Las pesadillas de la religión. El miedo santo. La mayoría no sueña con el paraíso sino con el infierno y los pocos que sí lo hacen, se forran el pecho con bombas.

Categorías: Política Estado español

Añade un comentario

¡Vaya!

Oops, you forgot something.

¡Vaya!

Las palabras que has introducido no coinciden con el texto. Inténtalo de nuevo.

Already a member? Iniciar sesión

0 comentarios